fbpx

Información de Contacto

Te ofrecemos nuestra información de contacto a la mano, para que te coordines con nuestro equipo y empecemos a trabajar en tus proyectos.

Lun-Jue: 7:00 am - 5:00 pm; Vie: 7:00 am - 4:00 pm; Sáb y Dom: CERRADO Calle 8va, Local C-24, Río abajo, Ciudad de Panamá, Provincia de Panamá, República de Panamá +507 60765295 +507 62125065 2039025 / 2039019 contacto@grupokefren.com

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO DE TECHOS DE POLICARBONATO

Los techos de policarbonato son productos modernos que cuentan con una durabilidad y resistencia a las condiciones climáticas elevadas. Esta es, por lo general, una de las ventajas más importantes que expone el equipo de profesionales que instala una estructura de este tipo. Es por esta razón que muchas personas piensan que una mayor durabilidad y resistencia en este tipo de techos es sinónimo de cero limpieza y mantenimiento periódico.

La verdad es que no existe ni un solo producto en la actualidad que no requiera un mantenimiento y limpieza periódico. Esto se debe a que estas tareas son indispensables para mantener las superficies en su estado más brillante y llamativo posible.

En esta entrada, te vamos a enseñar cómo llevar a cabo con éxito la tarea de limpieza de tus techos de policarbonato. Antes de continuar, si te interesa saber más sobre las láminas de policarbonato, tenemos a disposición para ti una entrada en el blog dedicada a este material. Ahora si, sin más, comencemos.

¿SE DEBEN CUIDAR LAS LÁMINAS DE POLICARBONATO?

La respuesta corta a esta pregunta es: SI. Las láminas de policarbonato están fabricadas para soportar el clima, impactos e incluso cuentan con una superficie donde la suciedad en su mayoría resbala. Pero, un abandono a las láminas por falta de limpieza y mantenimiento, puede acelerar la decoloración de las mismas. De igual manera, un techo de policarbonato sucio, con láminas que no brillan y manchadas, desmejora por completo la estética general de cualquier espacio. Así que si, es MUY importante que lleves a cabo la tarea de limpieza en tus techos.

Habiendo aclarado esto, ahora si, veamos cómo llevar a cabo la limpieza y mantenimiento de techos de policarbonato:

PASOS PREVIOS PARA LA LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO DE TECHOs DE POLICARBONATO

Como en toda actividad de limpieza, antes de aplicar cualquier producto o líquido para quitar la suciedad en una superficie, siempre es recomendable preparar la misma para el mantenimiento.

Lo primero que debes hacer es despejar la zona que cubre el techo para evitar cualquier accidente. Si es una zona transitada, restringir el paso el tiempo que dure la limpieza. En caso de que no puedas despejar la zona, te recomendamos cubrir con una lona o plástico los aparatos delicados que puedan averiarse en caso de recibir agua y notificar a las personas que tengan mucho cuidado. Recuerda que la seguridad es primordial en cualquier tarea que realices.

Luego, te recomendamos que limpies la superficie en seco. Puedes usar un trapo o, en caso de contar con las herramientas necesarias, una escoba de cabeza angulada y cerdas suaves, especial para este tipo de trabajos. Esta acción es importante ya que lo que debes evitar a toda costa es que al momento de limpiar exista exceso de polvo que se convierta en lodo.

También, antes de iniciar la limpieza formal, si ves exceso de contaminantes externos, como excremento de aves, puedes retirarlo con cuidado con una espátula suave sin dañar las láminas de policarbonato.

Una vez hecho esto, es momento de iniciar con la limpieza total de las superficies.

CONSEJOS PARA LA LIMPIEZA y mantenimiento DE TECHOs DE POLICARBONATO

Ahora si, ¡manos a la obra!. Estos son los consejos que debes seguir para limpiar tus techos de policarbonato de forma rápida y sencilla:

– Como en todo producto que esté en el exterior, te recomendamos limpiar la superficie de las láminas con agua y jabón. Recuerda usar jabón neutro y emplear paños o esponjas especiales. Servilletas, papel periódico o cualquier producto similar, evítalo por completo.

– Evita limpiar cuando hace mucho sol o cuando va a llover. Los cambios bruscos de temperatura en las láminas no son recomendados. Aplicar agua fría sobre una superficie caliente es una mala forma de limpiar. Además recuerda que en días muy calurosos y soleados, el agua jabonosa se evapora más rápido y las manchas del jabón quedan. Por otro lado, en días lluviosos, la lluvia enjuaga el jabón antes de que haga efecto en las superficies. Los días nublados o las noches son los momentos ideales.

– Por último, seca el techo apenas lo enjuagues. Esto lo puedes hacer con un paño, franela o algún trapo que no desprenda fibras. Esto te asegurará el brillo deseado en las superficies.

ERRORES COMUNES QUE DEBES EVITAR

Si bien es cierto que es una tarea fácil, también es muy fácil hacerla mal. Para evitar un mal rato y que debas volver a limpiar tu techo o peor aún, tener que cambiar una lámina, te recomendamos que evites hacer lo siguiente:

Dejar de limpiar el techo. Es indispensable que mantengas de forma periódica la tarea de limpieza para que las láminas no pierdan su brillo y se mantengan en buen estado. De ti depende explotar la máxima durabilidad de tu techo. Una limpieza trimestral es más que suficiente.

Limpiar el techo con productos abrasivos, alcalinos o cualquier químico que no sea neutro. Este tipo de productos fuertes generan manchas, fisuras e incluso agujeros en las láminas. Recuerda que con agua y jabón neutro es más que suficiente.

Usar escobas o cepillos de cerdas gruesas. Las superficies de las láminas de policarbonato son delicadas y se rallan con facilidad. Usa paños o esponjas para limpiarlas y secarlas.

¿CUÁNDO LLAMAR A UN PROFESIONAL?

Aunque la limpieza en si es sencilla, pueden existir casos donde requieras la asistencia de un profesional para la limpieza y mantenimiento de techos de policarbonato. Llama a uno cuando veas que tu techo es muy grande y por lo tanto subirse sería una tarea riesgosa. Con el equipo adecuado y medidas de seguridad, un equipo preparado hará la tarea sin ningún riesgo. También llama en caso de que notes que alguna lámina necesita recambio. Esto, ya sea porque estaba dañada antes de limpiar, o porque se dañó durante la limpieza.

Aprende más en nuestro blog

Si quieres aprender más sobre los materiales de nuestros productos, tips de limpieza y mantenimiento, recomendaciones, el mundo del modelado 3D y el renderizado y mucho más, no dudes en visitar nuestro blog. Publicamos contenido semanal y si quieres que profundicemos en algún tema de interés (o si quieres que redactemos una entrada para tu blog), no dudes en enviarnos tu solicitud en nuestra sección de contacto.

Por último, recuerda seguirnos en nuestros perfiles de redes sociales en Facebook e Instagram, donde estarás al día con nuestros últimos proyectos y diseños.